La importancia de unos buenos neumáticos

Written by recambios para coches on. Posted in Neumáticos

ruedas

Han llegado con estas fechas los temidos cambios de temperatura y el frío hacen acto de presencia. En recambios para coches os hablaremos hoy de la importancia de disponer de unos buenos neumáticos para conducir de una manera fiable y eficiente y para ello os contamos como elegir unos buenos neumáticos para nuestro vehículo.

Para empezar, hay que decir que un neumático de invierno es siempre más efectivo que un neumático de verano cuando la temperatura ambiente baje de los 7ºC. Está diseñado principalmente para conseguir un rendimiento superior al de un neumático convencional en condiciones invernales con bajas temperaturas o con cualquiera de las condiciones climatológicas adversas que el conductor puede encontrarse en la carretera durante el invierno ya que éstas cambian a veces muy rápidamente sin dar casi tiempo al conductor una capacidad de reacción.

Los neumáticos de invierno deben ofrecer un nivel alto de seguridad en la conducción en todo tipo de circunstancias (calor, lluvia, nieve o hielo). La marca M+S (M & S o MS) aparece en los neumáticos, algunos también tienen un copo de nieve dibujado en la pared lateral del neumático, denominado “3PMSF” (de las siglas en inglés de “3 Peaks Mountain Snow Flake”) siendo este símbolo de un alto estándar de calidad. El marcaje “3PMSF” garantiza que el neumático ha sido sometido a un proceso de homologación según el método de certificación ETRTO (European Ture Run Technical Organization), en el que se ensayan las prestaciones del neumático en condiciones invernales. Para ser homologado como un neumático de invierno, han de superarse unos niveles mínimos de rendimiento definidos por la reglamentación, por lo que los neumáticos marcados como “M+S” con el logotipo “3PMSF” son neumáticos aptos también para nieve intensa.

Es básico y fundamental tener una buena tracción en carreteras cubiertas de hielo o nieve. Pero también cuando nos encontramos con un asfalto seco y temperaturas bajas. Los neumáticos de invierno se componen de un tipo de caucho resistente al frío y se fabrican para proporcionar una buena adherencia a la carretera y adaptarse a la perfección al asfalto. Esto es posible porque estos neumáticos tienen el dibujo de la banda de rodamiento más recortado y profundo que garantiza la máxima capacidad de evacuación de agua y una capacidad de reacción superior delante de condiciones adversas; entre 6 y 8 veces las de un neumático estándar, responsables de conseguir la adherencia adecuada.

En España, cuando la temperatura baja de los 7ºC, los neumáticos de invierno son obligatorios, es recomendable hacer el cambio antes de alcanzar esa temperatura porque no siempre la temperatura del asfalto es superior a la ambiental. Los expertos en seguridad recomiendan conducir con este tipo de neumáticos desde octubre hasta marzo aproximadamente. Esta situación de desconocimiento de las prestaciones reales de los neumáticos de invierno por parte del consumidor, que sigue asociando estos neumáticos a una utilización únicamente para carreteras nevadas, ha provocado el abismo que hay entre Europa, donde tienen cada vez mayor aceptación.