Revisiones de mantenimiento y la ITV

Written by recambios para coches on. Posted in Talleres

revision-itv

Como hemos hablado con anterioridad en otros artículos de nuestro blog, el tema de saber mantener nuestro vehículo en las mejores condiciones puede y debe ser una de las prioridades y responsabilidades que hay que tener. Para lograr este objetivo es cuestión indispensable el llevar al día las revisiones de mantenimiento y la ITV.

El coche es una de las herramientas de transporte que se ha vuelto indispensable para millones de personas en el mundo. También es verdad que la vida útil de un vehículo depende del cuidado o mantenimiento que le hayamos ido haciendo. No sólo hablamos del tema exterior, el interior es más importante porque de él depende nuestra seguridad al ir en ellos.

Ya cuando adquirimos un vehículo, si es nuevo, normalmente viene con el libro que nos indica las revisiones a las cuales debe ser sometido y el periodo de tiempo en que serán hechas. Si se siguen esas sencillas pautas no se debería tener ningún tipo de problemas con el coche.

Es decir, los primeros años de vida del coche, las revisiones son fáciles y no son complejas. Entre los consejos que os podemos dar sería el de controlar los niveles de agua y aceite, los líquidos de freno y los del limpiaparabrisas, el refrigerante…etc… Todos estos puntos pueden ser mirados en cualquier taller que nos ofrecerá al final de la revisión el certificado correspondiente.

Conforme van pasando los años, el desgaste del vehículo ya es mayor y las revisiones de mantenimiento se pueden convertir en algo más pesado. Es lo normal pero si se mantienen unos hábitos buenos de conducción eficiente y de cuidados al coche, éste puede prolongar su vida durante más tiempo. El tema de los neumáticos, las suspensiones, frenos o del motor son complejos, pero recalcamos e insistimos en la necesidad de incorporar buenos hábitos y costumbres a la hora de conducir con eficiencia y seguridad.

La prueba de la ITV se basa en un control de la emisión de gases del vehículo, el estado de la suspensión, los frenos, las luces y en general de una gran cantidad de puntos de seguridad y eficiencia que son indispensables para un correcto funcionamiento del mismo. Estas revisiones se producen con una periodicidad basada en los años que tenga el vehículo, siendo los más nuevos los que tarden más en realizar esta prueba obligatoria para todos.

Llegando ya a la revisión obligatoria de la ITV se podría insistir en que si se tiene el vehículo con las revisiones pertinentes realizadas, no hay porqué temer que no se pase esta prueba. Para conseguirlo existen en la mayoría de talleres un servicio que se ocupa de someter al coche a los mismos test que se harán en la ITV y así poder acudir con la tranquilidad que nuestro vehículo está en perfectas condiciones.

Desde estas líneas os animamos a disponer de un poco de tiempo y a que tengáis un mantenimiento adecuado de vuestro vehículo. Ir a un taller a que nos informe de las revisiones y de los mantenimientos que se le deben practicar sería otra de las recomendaciones a seguir.