Ventajas y desventajas de los motores diésel

Written by recambios para coches on. Posted in Motores

motores-diesel

¿Tienes pensado renovar tu vehículo y no sabes si decidirte por un motor diésel o de gasolina? Si todavía no sabes qué elección tomar no te preocupes porque en recambios para coches te explicamos todas las ventajas y desventajas de los motores diésel.

En la actualidad, una de las principales ventajas que aportan los motores diésel es su bajo coste de operación, es decir, el precio del combustible que utilizan que es menor que la gasolina. La industria del automóvil va incorporando nuevas técnicas para añadir prestaciones a sus motores y vehículos constantemente. Se van mejorando día a día, como por ejemplo, el reducir el ruido de los motores diésel y procurar emitir menos gases contaminantes.

Siguiendo con las ventajas, los motores diésel disponen de una mecánica más fiable por lo que son más duraderos y prolongables en el tiempo. El menor consumo de combustible por lo que su autonomía es mayor que los de gasolina. El equipo de arranque eléctrico es más simple por lo que se reduce considerablemente el riesgo de padecer averías o reparaciones.

Pero si se piensa a largo plazo, en el sentido de que se van a realizar miles de kilómetros con el vehículo, supongamos que alrededor de 15.000 kms anuales, el comprar un diésel es rentable porque se recupera en un corto plazo la inversión inicial, debido al ahorro considerable de combustible. Una desventaja también podría ser, si hablamos de coste económico es el del seguro ya que un motor diésel es susceptible de incrementar los precios.

Entre las desventajas es que el motor diésel requiere de reparaciones muchas veces un poco más costosas que las del que usa gasolina. No queremos decir con ello que se tenga que acudir con asiduidad al taller, para nada, sólo es indicar que este tipo de motores son un poco más complejos. Sus componentes son más sencillos menos el sistema de inyección.

En el tema tan actual de las emisiones contaminantes, los motores diésel se deben someter a estrictos controles medioambientales y las empresas fabricantes están obligadas a cumplirlas con rigurosidad para evitar multas millonarias. Las partículas que emiten estos motores son más contaminantes que las de los que usan gasolina.

Otra de las desventajas principales es la que los vehículos de motor diésel son más caros que los de gasolina. La razón fundamental es que el motor es más robusto, que es una considerable ventaja porque las paredes cilíndricas son más gruesas, pero con ello se incrementa el coste del vehículo.

En resumen, todo depende del uso y destino final que tengamos pensado para el vehículo. La seguridad y fiabilidad del mismo depende de todas las prestaciones que tenga el mismo y lo que nosotros queramos o necesitamos. Así que valorando todas las ventajas y desventajas anteriormente expuestas ya sólo depende de vosotros decantaros por una u otra opción.