Es habitual que las personas que desean iniciarse en este mundo y empezar a viajar por el mundo se hagan este tipo de pregunta, ¿es mejor una caravana o una autocaravana? Por supuesto, no todo el mundo necesita ayuda y pueden decantarse fácilmente por una u otra opción porque tienen muy claro lo que quieren.

Si eres de los que no saben qué decisión tomar, desde aquí te ayudaremos a distinguir bien estos dos vehículos. Lo cierto es que apostar por un modelo u otro dependerá de varios factores a los que debemos prestar atención. Caravana o autocaravana, ¿qué es mejor? Sigue leyendo y trataremos de sacarte de dudas.

Comparativa de caravana o autocaravana

La autocaravana se diferencia básicamente de la caravana en que puede desplazarse sin necesidad de contar con un vehículo que la remolque. No estamos hablando de una furgoneta ni de un camión, aunque posee un motor de similares características.

La autocaravana te permitirá recorrer cualquier vía circulable e incluso tendrás la posibilidad de pernoctar en áreas de servicio especialmente indicadas para este tipo de vehículo. De esa manera, si empiezas a estar cansado, solo tendrás que parar y recuperar fuerzas tanto tiempo como necesites.

Otra de las ventajas que tienen las autocaravanas es que permiten llevar un remolque extra en la parte de atrás por si necesitas llevar contigo algún otro medio de transporte, como motos o bicicletas, o transportar equipaje voluminoso para practicar cualquier deporte o actividad al aire libre. En el caso de la caravana, esta opción es inviable, pues es el vehículo que va enganchado al remolque.

En cuanto a las caravanas, una de sus principales ventajas es el precio. Por regla general, tienen un coste inferior con respecto a la autocaravana. No hay que olvidar que no poseen cabina ni costosos componentes mecánicos. Al final, por el mismo precio podrás obtener una caravana exclusiva llena de lujos.

Otro de los alicientes de contar con una caravana es que existen multitud de sitios, la mayoría camping de caravanas, donde poder pasar unos días formidables a un módico precio. Esta forma de estacionar te permitirá tener acceso a agua y luz, en ocasiones hasta WiFi, y contarás con una infraestructura perfecta para comer y cenar al aire libre sin tener que pagar de más.

Elegir el vehículo dependiendo de su uso

Desde aquí te aconsejamos que no compres una caravana si no te gustan demasiado los campings o si no te apetece estar mucho tiempo sin moverte del sitio. Si te gusta la aventura y cambiar de ambiente cada vez, no es el vehículo más adecuado para hacerlo. Una caravana no resulta aconsejable a la hora de hacer viajes y rutas constantes, y tampoco si eres un conductor impaciente.

En cuanto a la autocaravana, no la compres si vas siempre de camping o te gusta pasar tus vacaciones en el mismo lugar. Tampoco si no tienes pensado utilizarla con frecuencia o no te gusta pernoctar en cualquier sitio donde el camino te lleve. Lo cierto es que la autocaravana, al contrario que la caravana, es perfecta para realizar rutas y viajes largos.

Mantenimiento del vehículo y reparaciones

Las caravanas y autocaravanas suelen emplearse para hacer recorridos más o menos largos, de ahí que ambas deban someterse a revisiones de conjunto. Ahora bien, las caravanas no necesitan un mantenimiento mecánico propiamente dicho, aunque sí una revisión de ciertas partes relevantes como el freno, los ejes o los neumáticos.

Las autocaravanas, por su parte, precisan de un mantenimiento rutinario como sucede con el resto de vehículos para comprobar el funcionamiento de los elementos de suspensión y amortiguación, cambiar el aceite y los filtros, llevar a cabo tantos recambios como necesite, etcétera.

Si tu caravana o autocaravana ha pasado a mejor vida o crees que ha llegado el momento de sustituirla por una nueva, puedes llevarla a un desguace de caravanas. Se trata de instalaciones muy amplias, donde disponen de este tipo de vehículos, retirados ya de la circulación. Los propietarios de caravanas y autocaravanas también acuden a estos centros para hallar las piezas que necesitan para repararlas.

Seguros e impuestos en una autocaravana y en una caravana

Pese a que ambos vehículos necesitan disponer de una póliza que cubra diferentes coberturas, el precio del seguro de la autocaravana es más caro al incluir el vehículo. Además, la autocaravana está sujeta al impuesto de circulación, algo de lo que está exenta la caravana al tratarse de un remolque sin motor. Tanto igual sucede con respecto al impuesto de matriculación, aunque si la caravana pesa más de 750 kg, estará sujeta a una tasa de matriculación.

A la hora de comprar una autocaravana, debes pensar si realmente te compensa, no solo por el coste de la misma sino por el hecho de mantenerla. La respuesta dependerá del uso que vayas a hacer de ella.

Del impuesto de circulación se encarga el ayuntamiento y puede variar de un año a otro. Se paga anualmente y su coste suele estar entre los 60 y los 200€. Por otro lado, cuando el vehículo tiene más de cuatro años debe empezar a pasar las inspecciones técnicas obligatorias reglamentarias o ITV. Las autocaravanas están consideradas como turismos, por lo que a partir de ese momento, será obligatoria hacerlas cada 2 años. A partir de los 10 años, la revisión deberá pasarse anualmente.

En cuanto a las caravanas, deberán pasar la Inspección Técnica de Vehículos ITV si su peso supera los 750 kg. La primera inspección se llevará a cabo a los 8 años tras su matriculación. A partir de ese momento será obligatorio pasarla cada 2 años.  

Gastos de gasoil y aparcamiento en viaje y durante el año

Las autocaravanas tienen que parar a repostar combustible de vez en cuando. El gasto dependerá de varios factores como el tipo de motor, el recorrido que se trate (subidas o bajadas) o la velocidad media a la que se circula. Lo más habitual es que en este tipo de vehículos, el propietario gaste unos 15€ cada 100 kilómetros.

Lo que hay que tener muy claro es que la autocaravana es como una casa a cuestas que se emplea para hacer kilómetros. Además, para acampar deberás estacionarla en un camping o un área especialmente reservada para este propósito para no molestar a las personas que viven alrededor. Por ejemplo, una noche en una parcela con electricidad incluida puede costar unos 29€ la noche, aunque todo depende del lugar que se trate.

El precio entre el aparcamiento y el gasoil puede resultar un poco caro, pero estamos hablando de un viaje muy especial que te permitirá conocer muchos lugares diferentes. Además, si sumas billetes de tren o avión, noches de hotel, así como comidas y cenas, puede resultarte más caro.

En cuanto al coste del combustible de una caravana, básicamente dependerá del kilometraje a realizar, del consumo del vehículo principal, así como del tipo de combustible que incluya (diesel o gasolina).

Algunas personas pasan noches en su caravanas en gasolineras o áreas de servicio próximas a una ruta concreta. Sin embargo, al no ser autónoma, puede resultar bastante incómodo al no tener luz ni agua. La mejor opción, por tanto, es pernoctar en un camping, teniendo en cuenta sus horarios y condiciones.

Movilidad con una caravana o una autocaravana

Las caravanas no pueden aparcarse en cualquier lugar público, sino que hay que acudir a un camping para pernoctar allí para no salirse de la normativa vigente. Las autocaravanas, sin embargo, al tratarse de vehículos con motor se pueden estacionar en la calle, aunque no tendríamos luz ni servicio de agua, por lo que también conviene optar por una zona habilitada.

Las caravanas suelen utilizarse para ir a un destino de vacaciones determinado, donde pasar unos días, unas semanas o incluso meses. La idea es acudir a campings frecuentemente sin necesidad de montar y desmontar la casa que siempre llevamos a cuestas. Ahora bien, las personas que prefieren tener una autocaravana suelen viajar más y cada vez que lo hacen escogen un destino diferente sin tener que preocuparse por buscar un lugar concreto para aparcar.

Espacio y habitabilidad en ambos vehículos rodantes

La distribución interior de las caravanas y autocaravanas suele ser muy similar. Este tipo de vehículos tienen espacio suficiente para llevar cualquier equipamiento sin ningún problema (tablas de surf, esquíes, bicicletas, etcétera). De esa manera, podrás acudir a la playa y disfrutar del surf o hacer una ruta en bicicleta en un paraje natural.

Las caravanas suelen estar preparadas con varias estancias para permitir el alojamiento a sus ocupantes, aunque muchas casas rodantes o autocaravanas también poseen unos niveles de habitalidad y confort excepcionales. Lógicamente, en el caso de la autocaravanas debemos añadir el área de conducción, aunque a la hora de descansar, lo importante es contar con una zona central que sirva de salón o dormitorio dependiendo de la hora del día.

Ambos modelos disponen de ventajas y claraboyas del techo similares, con mosquiteras para evitar que entren los mosquitos y oscurecedores para que no pase la luz a primera hora de la mañana. Además, los dos vehículos pueden llevar instalado aire acondicionado, que estará repartido entre las estancias.

Precios de compra de caravanas y autocaravanas

Con respecto al precio entre una caravana y autocaravana puede existir mucha diferencia, todo dependerá del modelo por el que finalmente te decantes y los extras que lleve incorporados.

Precio de caravanas y autocaravanas nuevas

Las caravanas no poseen un vehículo con motor, así que suelen ser más económicas. Para que te hagas una idea aproximada, pueden costar de 18000 a 20000€, mientras que en las autocaravanas hay que añadir la furgoneta sobre la que vienen montadas. Por esa razón, su precio puede multiplicarse significativamente (a partir de los 50000€).

Precio de caravanas y autocaravanas de segunda mano y ocasión

También puedes optar por modelos de segunda mano en óptimas condiciones. De hecho, es posible comprar caravanas de segunda mano por 15000€ y autocaravanas a partir de los 30000€. Hablamos de modelos en buen estado, que no te darán ningún problema. Lógicamente la horquilla de precios puede ser muy extensa en función de lo que busques.

Conclusión de la comparativa

Si aún te quedan dudas, debes hacerte algunas preguntas: ¿prefiero hacer vida en los camping o hacer turismo urbano? ¿Cuantos kilómetros quiero hacer y cuántos destinos deseo conocer? ¿Viajo con pareja o con niños?

Recapitulando. La autocaravana te permitirá aparcar en cualquier calle o parking, algo que con la caravana no está permitido hacer. Al ser vehículos con motor, las autocaravanas son más difíciles de mantener en el tiempo, mientras que la caravana puede alargar mucho su vida útil si la cuidas bien.

La caravana, al ser remolcada por otro vehículo, posee una estabilidad inferior, por lo que tendrás que reducir la velocidad y tardarás más tiempo en llegar a tu destino. La conducción con la autocaravana, por tanto, es más ligera y fluida. Además, la autocaravana es perfecta para improvisar sobre la marcha, sin tener que montar y desmontarlo todo cada vez que quieras ir a un sitio diferente. Sus mayores inconvenientes son que su espacio se ve reducido por la cabina de conducción y que su mantenimiento es más costoso.

¿Por cuál te decantas?