Richard Dudgeon fue el inventor del ahora conocido gato hidráulico. El primer diseño se creó en 1851 y la idea original fue la construcción de una prensa portable hidráulica. Este invento fue tan novedoso que se le hizo fácil reemplazar al gato tornillo usado por entonces. Si te interesa puedes ver herramientas para taller mecánico.

¿A qué se le llama gato?

Se trata de una herramienta que se usa para elevar cargas. Hay dos tipos, según el funcionamiento: mecánico o hidráulico. Su diseño permite que sea usado en cualquier taller, industria o fábrica en la que se requiera levantar grandes pesos.

Son de utilidad obligatoria cuando se trabaja con automóviles, ya que contribuye en levantarlo mientras se examina y comprueba la existencia de alguna avería en esa zona que necesite ser corregida.

Existen dos tipos de gatos: mecánicos e hidráulicos. El gato hidráulico, está compuesta de una prensa hidráulica precisamente que, con la ayuda de diferentes aceites, empuja un mecanismo que a su vez permite la elevación de una base mediana. Esta base puede soportar pesos bastante grandes.

Pese a que entre sus ventajas destaca el hecho de que estas palancas son útiles para soportar el peso durante un tiempo ilimitado, se recomienda siempre emplear algún soporte o seguro, para evitar posibles accidentes en el caso inusitado de que el gato falle.

Tipos de gato hidráulico

  • Jacks Planta: que se usa más que todo en cargas de tipo pesado y es muy usado en el cambio de llantas de carros.
  • De botella: son estrechos y se usan para dar mayor sustentación por carrera del pistón.
  • Long ram gatos: fácil de utilizar en distintos tipos de trabajo
  • La prensa: empleada en trabajos que necesitan una alta presión.

¿Por qué gato hidráulico?

Para esta pregunta no hay una respuesta concreta. La creencia que mejor se sustenta es que los primeros gatos que se usaron eran planos y al irse levantando se arqueaban con forma de rombo, dando la apariencia que tiene un gato cuando se enoja y arquea el lomo.

El uso del gato en tu auto

Usar esta palanca, se trata de un procedimiento bastante simple que requiere solo un poco de fuerza y mano de obra. La verdad, es importante que los trabajos de mecánica que necesite tu vehículo sean realizados por un mecánico profesional, sin embargo, puedes seguir estos pequeños pero útiles consejos sobre cómo manejarte.

Lo primero que debes tener en cuenta es que lo que harás amerita de las mejores medidas de seguridad propias y de tu alrededor, ya que estarás levantando un peso de gran masa y no querrás verte inmiscuido en un accidente.

Empieza por estacionar tu carro en un lugar sin inclinaciones, debe ser un espacio plano por completo. Una vez hayas verificado que estés bien estacionado, lo siguiente será situar los puntos de toma adecuados. Considera que todos los vehículos son diferentes por lo que debes leer el manual para saber el lugar exacto en el que debes ubicar la palanca y que herramientas en específico necesitarás para poder maniobrar.